BOLSA Y OJERAS

 

 

La piel de debajo de los ojos y la de los párpados es muy fina y en muchas ocasiones muestran un color oscuro debido a la acumulación de distintos pigmentos, presenta bolsas, ojeras hundidas o arrugas.

 

 

Esta es una zona especialmente delicada y complicada de tratar, pero en manos de un experto y con el material apropiado los resultados son excelentes.

 

Los tratamientos para las ojeras son variados y pueden recomendarse de forma aislada o combinadas, ya que algunos de ellos se complementan.

 

 

 

Piel fina, deshidratada o arrugada:

 

Recomendamos mesoterapia de hidratación con vitaminas y otros activos estimuladores de colágeno.

 

Coloración oscura:

 

Esta coloración es difícil de eliminar, pero una posibilidad son los peelings suaves específicos para esta zona y las cremas con vitamina K.

 

Ojeras hundidas:

 

Tratamiento con ácido hialurónico, levanta el hundimiento de la zona, eliminando la cara de cansancio. Se trata de la reposición del volumen perdido en esa zona mediante la infiltración con cánula de ácido hialurónico. El resultado es inmediato con una sola sesión y la duración es de más de un año.

 

Bolsas:

 

Las bolsas se pueden tratar sin cirugía, haciendo una remodelación de la zona periorbicular con ácido hialurónico. Al recuperar el soporte necesario en el tejido de sustentación de la zona periorbicular, la bolsa queda oculta, dando una aspecto de descanso. Este tratamiento se hace en una sola sesión y tiene una duración de más de un año.